"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales" Bertolt Brecht

martes, 16 de agosto de 2011

El voto de los argentinos


Tras el resultado de la elección del domingo he visto circular esta foto por internet, acompañada de toda clase de exclamaciones que expresan el disgusto de quienes votaron a cualquiera de los candidatos de la oposición. En algunos casos, se intenta expresar que el voto a Cristina tuvo que ver con el denominado "clientelismo", en otros que el mensaje es "extorsivo".
Esto me dispara tres interrogantes: ¿En serio les parece mal que el Estado pague más jubilaciones y pensiones y que no deje que los viejos se mueran de hambre? ¿De verdad prefieren que los aportes jubilatorios se vuelvan a timbear en la bolsa en vez de que los administre el Estado como siempre debió ser a través de la ANSES? ¿Tan mal está que los pibes de los barrios de menores recursos tengan trabajo? Creo que no comprender la importancia de estas políticas y lo que significaron en términos de devolver dignidad a millones de argentinos explica en buena parte la sorpresa que se llevaron muchos con el resultado. 
Es posible que el mensaje del cartel tenga algo de apocalíptico. Al fin y al cabo, en el mensaje político se usa con frecuencia el "nosotros o el fin del universo". El mismo uso que se puede criticar en el oficialismo está presente en el discurso de los partidos y los medios de la oposición. Pero más allá de eso, teniendo en cuenta que enfrente hay candidatos que pretenden volver a las AFJP, reducir subsidios (incluidos los que aportan al consumo de las clases medias) y aumentar la deuda pública para bajar retenciones y frenar la inflación vía baja del consumo (y por ende del empleo), lo que dice el cartel es rigurosamente cierto. Tomarlo como amenaza es un exceso. 
Los candidatos de los medios, los dueños de los medios y muchos de los que hoy se enojan con el resultado, no tienen el menor interés en mejorar la situación de los que menos tienen. Los usan como parte de su queja ("cada vez hay más gente mendigando en la calle"), pero critican de la peor manera las políticas sociales ("sigamos creando vagos"). Ese dinero que "se rifa", del que reciben una parte en subsidios varios (luz, gas, transporte, etc) se lo sacan a los exportadores de productos primarios que ganan fortunas gracias a que el gobierno sostiene un dólar alto. Fortunas que les permiten invertir a lo grande en propiedades, lo que explica en buena medida que mucha gente de clase media no pueda acceder a la vivienda por los precios que tienen esas propiedades. Tratar de entender las cosas es bastante difícil y complejo, cuesta esfuerzo, pero hay que tratar de dejar la "vagancia" de lado y no entregarse al discurso de los poderosos viendo la realidad sólo a través de un canal de televisión o un diario.
Tal vez no estaría mal que los que reaccionan tan mal ante el resultado de la elección (algunos se quejaron de las opiniones de Fito Páez, les recuerdo), traten de pensar en serio en cuáles son los motivos para que Cristina saque el 50% de los votos (aquí un muy buen post del Ruso al respecto si quieren ir empezando). Es hora de ampliar la mirada, analizar la realidad más allá de lo que digan las empresas de medios que hace rato les venden que el gobierno está terminado y no recurrir a la idiotez de pensar que los otros son tontos o están comprados.

10 comentarios:

  1. Impecable... ahora tengo un post para explicar mi opinión de manera más clara de lo que yo lo puedo hacer.

    ResponderEliminar
  2. +10, al igual que Nico, encuentro tu desarrollo como el perfecto resumen de las cosas que pienso y que a veces me lio para explicar. Muy bueno Fernando.
    Saludos!.

    JC

    ResponderEliminar
  3. Disculpe la demora, Fer, pero tuve unos días complicados y tuve que abandonar la lectura de los amigos. No necesito decirle lo mucho que coincido con Ud. porque ya lo sabe. Y, sobre todo, lo que me parece genial es eso de la crítica centrada en algunas situaciones porque (supuestamente) impugnan el discurso del otro, pero no porque ellos se propongan cambiar las cosas. Para más datos, es cuestión de ponerle un micrófono a Biolcatti.

    Abrazo.
    RDM

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo en general con el post, me parece tan poco seria la foto como el hecho que alguien haya escrito ese cartel, personalmente lo veo mas como una súplica que como una amenaza al votante.
    Si me permito disentir con la frase "¿De verdad prefieren que los aportes jubilatorios se vuelvan a timbear en la bolsa en vez de que los administre el Estado como siempre debió ser a través de la ANSES?" mi respuesta rápida es NO, no prefiero eso, pero lamentablemente me parece que algunos vicios no se pierden y es bastante visible la forma en la que se sigue timbeando ese dinero dentro del mercado financiero. No olvidemos que esos dineros deberían tener un horizonte de 30 años, veremos que queda entonces.

    ResponderEliminar
  5. No sé porqué no es seria la foto. Alguien la sacó y se usa políticamente para acompañar determinado discurso. Lo que estoy un poco más seguro de que es serio es el mensaje (espero que no se le achaque falta de seriedad por los errores de ortografía). Es un mensaje mucho más concreto que muchos otros mensajes que se encuentran en la propaganda política (ni hablar de los globos de colores) en el que se intenta ditinguir quiénes son los candidatos que expresan la continuidad de un camino que incluye y que impacta positivamente en la actividad económica, lo que a su vez genera empleo.
    Respecto al comentario respecto del "timbeo" de los aportes y la duda respecto de lo que va a pasar en los próximos años, l afirmación me resulta tan incontrastable como la identidad del comentarista, salvo que seas el propio Cachanovsky y no te animes a darte a conocer. Lo que sí es contrastable es el negociado de la venta de acciones de Clarín a las AFJP o las maniobras para intentar computar títulos de deuda pública como si fueran el 5% de inversiones que debían hacer en proyectos productivos o de infraestructura a mediano y largo plazo, según establecía una ley que jamás cumplieron (http://sardinaseneldesierto.blogspot.com/2010/03/endeudando-buenos-aires.html).
    La privatización de los fondos de jubilación de millones de argentinos acentuó el déficit del sector público y obligó al Estado a pedir esos mismos fondos prestados a una tasa por lo general bastante elevada, mientras los ciudadanos pagaban comisiones altísimas a las AFJP y sus cuentas de capitalización no capitalizaban nada que asegure una jubilación al menos aceptable. Ahí sí que no había horizonte.

    ResponderEliminar
  6. Fernando, no quise hacer un comentario que resultara ofensivo ni mucho menos y si así resultó te pido disculpas, no fué mi intención.
    Cuando me refiero a lo poco serio de la foto me refiero a su utilización mediática, no a la foto, al contenido de la misma o a las faltas de ortografía. La foto refleja una situación que en realidad me apena, simplemente porque me hubiera gustado que las motivaciones expresadas para alentar el voto fueran otras, por ejemplo "Chau Fábricas, chau salario mínimo, chau paritarias" y algunas otras cosas que ahora no se me ocurren. Siento que esa foto representa la falla de largos años de desaciertos que nos llevaron a que inmensa cantidad de gente necesite esa asistencia (me pone muy contento que esa asistencia exista).
    Respecto de mi opinión sobre manejo actual del dinero del Anses mediante el SIPA, tengo mis reparos, pero en definitiva y a grandes razgos la composición de la cartera es mas o menos parecida a la de las AFJP, simplemente estás estaban limitadas por ley a tener un 50% de deuda pública mientras que ahora ese rubro llega al 63% y tal como mencionás en tu post, el muy importante 8% que mantienen en proyectos productivos (los porcentajes pueden no se correctos porque el último informe que encontré es de Julio 2010, estoy seguro que hay mas actual pero no creo que cambie demasiado)
    Los ciudadanos pagamos comisiones altísimas, no capitálizabamos nada y las Administradoras no tenían ningún incentivo en hacerlo porque el sistema premiaba al promedio y no al mejor.
    Es imposible no coincidir con que la venta de acciones de Clarín fue una estafa que debería tener responsables, lo mismo si fuera cierta la compra del 21% de Mirgor que denuncia Claudio Lozano.
    Sin duda el gran perjuicio que sufrimos los ciudadanos es la enorme deuda que generó la privatización del sistema, aunque creo que para el momento en el que se privatizó, ya habíamos asumido el 80% del problema, hoy seguimos teniendo la deuda y siempre desde mi punto de vista, el futuro de las jubilaciones es mas incierto que antes.
    El sistema de AFJP era malísimo, creo que Cavallo tuvo enorme responsabilidad en eso, pero quizás no hacía falta romperlo, modifcar la ley y acentuar los controles quizás hubiera sido un buen inicio.
    No soy Cachanovsky ( ojalá lo fuera, cobraría un montón por escribir tonterías como estas ), en la web valoro mi parcial anonimato, cuando nos veamos algún día en lo de Pucho charlaremos personalmente sobre estos interesantes temas.
    Saludos, tal como te felicité en tu nota sobre el resultado de la elección Macri / Filmus, creo que tu blog es en general muy bueno y aprecio sobre todo el plural ámbito de discusión.

    ResponderEliminar
  7. No te preocupes, no me sentí para nada ofendido. Si alguien se va de mambo en un comentario no lo publico y listo, no tanto porque no me guste discutir sino porque prefiero que las discusiones se den con respeto. Trato de respetar con lo que escribo a los que leen y también con lo que permito que se escribe, de lo que de alguna manera me tengo que hacer cargo.
    En ese contexto, me aproveché para citar al bueno de Cachanovsky, al que le tengo ganas de discutir algunas cosas, pero no me da para andar haciendo un post para criticar a una persona. Lo que intenté es marcar la importancia de discutir con fundamento y con datos, y no tirar las cosas al boleo. En este sentido, tengo que sacarme el sombrero porque lo expresaste con mucho más detalle y ahora sí con datos. Me convenciste de que no sos él, jaja.
    Yendo a los temas de discusión, coincido en que sería bueno que el mensaje fuera "Chau Fábricas, chau salario mínimo, chau paritarias". Creo que para la decisión de mucha gente fue ése el mensaje, y no olvidemos que la AUH y otras formas de asistencia impactan muy fuerte en la actividad económica (por aquello que los economistas llaman propensión marginal al consumo). Aún aunque mucha gente no le encuentre relación y prefiera que la plata de la soja se convierta en un Audi o en fuga de capitales yendo a parar a una caja de seguridad.
    Sobre las tenencias de deuda pública, es un tema que me resulta algo extraño y un poco difícil de debatir en tan poco espacio, pero de alguna manera me hace menos ruido que sea el Estado el que se deba a sí mismo que a un conjunto de bancos. De hecho, todo este merengue redundó en sólo un tercio de deuda en manos extranjeras y en indicadores de deuda mucho mejores que lo que supimos tener.
    Puedo respecto a esto último ejemplificar con un comentario sobre la deuda de la Ciudad. La política de endeudamiento del actual gobierno fue bastante agresiva, pero las autorizaciones legislativas amontonaron vencimientos de capital e intereses este año. La consecuencia es que se está sujeto a que la crisis internacional no impacte en las tasas (ni hablar de que pueda impactar en el acceso a fondos). En definitiva, una situación de mayor vulnerabilidad que si Buenos Aires le debiera a organismos públicos propios.
    Por último, sobre el sistema de AFJP, tengo el problema del que se quemó con leche. Cuando entré a trabajar en la Legislatura me convertí en aportante porque el aporte era menor (típico error de foco de alguien que ve su jubilación allá lejos y en el tiempo). Después de 7 años de aportes llegué a juntar en mi cuenta el equivalente a 1 salario mensual. O sea que me iba a jubilar en el 2134 más o menos. Tal vez en algún otro lado el sistema sea muy distinto, pero prefiero que la gente tenga la libertad de aportar a un seguro de retiro si quiere obtener un plus, no para reemplazar a la jubilación estatal.

    Respeto que quieras mantener el anonimato. Lo que te recomendaría al respecto es que te inventes un nombre de fantasía al menos, para que se te pueda identificar. Así puedo saber que sos el que viene a lo de Pucho cuando te alcanza con tomar un bondi para volver a casa.
    Un abrazo muy grande y muchas gracias por tomarte el tiempo de leerme y comentar.

    ResponderEliminar
  8. Igual no estoy del todo seguro de quien sos. Escribilo en un comentario que prometo no publicarlo.

    ResponderEliminar
  9. en adelante voy a firmar como Juan Manuel, si bien no pienso como vos, tampoco soy Cachanovsky!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. Muy bien, "Juan Manuel" (Pensé que eras el pope pero después me di cuenta de que no había visitas del lugar donde vive). Espero que podamos charlar de muchos temas más y siempre que estés en desacuerdo dale para adelante con los comentarios, la idea es no imponerle nada a nadie y el debate nos sirve a todos.
    Una vez leí una biografía de Franco en la que el autor decía que Franco leía muchísimo pero que el problema es que todo lo que leía era lo que coincidía con lo que pensaba. Siempre lo tengo presente para no caer en lo mismo (por eso hasta leo a Cacha!)
    Muchas gracias de nuevo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails