"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales" Bertolt Brecht

martes, 7 de abril de 2015

"Socios de Irán"


La foto que recorrió el mundo estos días, en la que se puede ver a los cancilleres de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, de Alemania, de Irán y a la jefa de la diplomacia europea, debe haber generado una sensación extraña en quienes con buena fe dudaron del entendimiento que nuestro país alcanzó con Irán para intentar resolver el caso AMIA. Tanto bombardeo mediático, tanto somos "socios de Irán" por sentarse a negociar (al fin y al cabo, mucha gente parece creer en este país que los problemas se resuelven con diálogo pero a veces se olvida) y de repente ver a los líderes de las principales potencias del mundo sacándose una foto con el mismo señor que vimos por estos lares fotografiado con Timerman.
No es que la foto resulte gratuita a esos líderes. Existe una fuerte oposición del Gobierno de Israel al acuerdo en materia nuclear con Irán y esa oposición se entrelaza con intereses de la derecha no sólo en la Argentina sino en otros países, particularmente en Estados Unidos. Creer que tanta presión en contra del Memorándum con Irán no tenía nada que ver con la voluntad de Obama de intentar algún canal de diálogo con ese país sería ingenuo a estas alturas.
Lo cierto es que muchos dirigentes de nuestro país, con lazos con la derecha norteamericana o no, se lanzan alegremente a tirar al aire aquello de que el Gobierno Argentino es "socio de Irán" en términos críticos. Lo cierto es que la Argentina no parece ser un gran socio de Irán, ni lo ha sido a partir de la firma del Memorándum de Entendimiento con ese país.

------------------------------------
En enero de este año el fiscal a cargo de la causa AMIA, Alberto Nisman, presentó una denuncia penal contra la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el Canciller Héctor Timerman y el Diputado Andrés Larroque, entre otros, porque entendía que el Memorándum de Entendimiento con la República Islámica de Irán era una maniobra tendiente a encubrir a los imputados de esa nacionalidad por el atentado de julio de 1994 contra la mutual de la comunidad judía en Buenos Aires. La denuncia y su recorrido posterior son ampliamente conocidas por todos.
Uno de los argumentos del fiscal era que el objetivo del Memorándum era mejorar el intercambio comercial y que Argentina le compre petróleo a Irán.
Me tomé entonces el trabajo de compilar unos datos sobre comercio entre los dos países, para saber si había habido un efecto sobre el comercio o si nuestro país había comenzado a importar petróleo de esa procedencia (algo que luego se explicó que era imposible dadas las características de nuestras plantas refinadoras).
La denuncia de Nisman lo hizo convertir en héroe y luego en mártir de un nutrido público opositor que expresa un odio visceral al Gobierno. Allá ellos y lo que leen y creen, nada ni nadie los va a convencer de que Nisman estaba, al menos, equivocado. Pero hay un punto sobre el que insisten tanto medios como políticos opositores, resumido en una frase: "somos socios de Irán".
¿Es así?, ¿somos socios de Irán?. ¿Somos más socios que antes?, ¿somos más socios que otros países? La verdad es que quise revisarlo por mi cuenta, y en este post reseño algunos de los datos que encontré.
Para empezar, el gráfico que ilustra más arriba. Salvo por el periodo 2004-2006 en que prácticamente desapareció, el comercio con Irán representa un porcentaje muy bajo de nuestras exportaciones y del total de nuestro comercio. El año en que llegó a representar el porcentaje más alto fue el 2010 (bastante antes de la firma del Memorándum que se produjo en enero del 2013) apenas alcanzó el 2,15% del total de exportaciones y el 1,2% de la suma de nuestro comercio internacional.
A partir del 2011 se produce una caída del comercio con Irán respecto del 2010, tanto en monto como en porcentaje sobre el total de importaciones y sobre el total del Comercio de nuestro país:



Un dato interesante: el comercio con Irán durante los años 2011, 2012, 2013 y los tres primeros trimestres del 2014 representó un porcentaje menor sobre el total de exportaciones y sobre el total del intercambio comercial del país que el del año 2001, cuando gobernaba la Alianza. Raro efecto del Memorándum:



La Argentina no ha importado una sola gota de Petróleo desde Irán. De hecho las importaciones en los últimos tres años no han alcanzado los 2 millones de dólares por año. El año de la firma del Convenio (2013), apenas se importó de Irán por 68.000 dólares.
Claramente Irán no ha sido ni es un socio significativo en el Comercio Argentino, ni la Argentina le ha comprado petróleo. Si se pretende decir que estos números nos hacen “socios” de Irán, qué podríamos decir de otros países que han comerciado con Irán y que le han comprado su petróleo (las cifras son colectadas por la Universidad de Harvard, tomadas como fuente por Naciones Unidas y corresponden al periodo 2010-2012, últimos años disponibles para hacer comparaciones):

Francia, que en 2010-2012 exportó a Irán por un total de u$s 5.290 millones (Argentina u$s 3.560 millones) e importó por u$s 3.495 millones (Argentina u$s 41 millones). Buena parte de las importaciones francesas fueron de Petróleo (en 2011 el 95%):


Alemania
, un caso similar pero con montos mayores: en 2010-2012 exportó a Irán por un total de u$s 13.480 millones (Argentina u$s 3.560 millones) e importó por u$s 2.683 millones (Argentina u$s 41 millones). Las importaciones de Petróleo alcanzaron en 2010 el 62% y en 2011 el 53%:



Italia es otro ejemplo, en este caso con un fuerte déficit comercial con Irán (u$s 6.970 millones de exportaciones entre 2010 y 2012 contra u$s 14.990 millones de importaciones) del que prácticamente todas sus importaciones son de Petróleo:


Hay más ejemplos, ya que después de China el principal socio comercial de Irán son los países más desarrollados de la Unión Europea, con un saldo favorable a Irán que en 2011 rondó los 15.000 millones de dólares. España, que importó de Irán casi 10.000 millones de dólares en 2010-2012, casi todo Petróleo:



Otro país que ha importado bastante más que la Argentina desde Irán en el periodo 2010-2012 (y casi todo Petróleo) es el Reino Unido, que sumó u$s 963 millones:
  
Incluso Estados Unidos importó más que la Argentina desde Irán entre 2010 y 2012: 97 millones de dólares contra los 41 millones de la Argentina.

Pasando a nuestro principal socio comercial, Brasil, también registra un comercio mayor con la República Islámica de Irán, tanto en exportaciones (el doble) como en importaciones (el cuádruple):


Japón y China son fuertes socios comerciales de Irán y grandes compradores de su Petróleo:





Seguramente el petróleo iraní le permite a China alimentar el gigantesco intercambio comercial que tiene con Estados Unidos:


El petróleo iraní que nutre el complejo industrial chino contribuye a sostener el fuerte superávit comercial que mantiene China frente a los Estados Unidos. Obviamente todo esto es parte de un entramado de intereses que se encuentran muy por encima de nuestras posibilidades de influir en los temas de política internacional, pero nos afectan de un modo u otro. Eso sí, el discurso fácil respecto de los "socios de Irán" es insostenible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails