"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales" Bertolt Brecht

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Pegarle al chancho









Bien reza el dicho que "hay que pegarle al chancho para que aparezca el dueño". Ayer nomás hablábamos del decreto de CFK que se hacía cargo de la sentencia de la Corte Suprema de Justicia que podaba uno de cada seis pesos que recibe la ANSES. Decíamos específicamente:

"el fallo de la Corte que devuelve a las provincias el 15% de fondos coparticipables que servían para financiar a la ANSES, muy bien explicado en este post del blog Nestornautas, ponía en primera fila del ajuste a los jubilados y a quienes reciben distintos beneficios sociales como la Asignación por Hijo o el Plan Progresar, todo en pos de pagar los votos macristas de las provincias de Córdoba y San Luis y de dar un marco de fondo a un replanteo del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, que prácticamente debería ser entregado a las provincias (porque obviamente todas se van a colgar de un fallo que le reconoce a San Luis, Córdoba y Santa Fe una deuda de la Nación de unos 90.000 millones de pesos). La excusa perfecta para que el Estado Nacional entregue las acciones de empresas (como Clarín), que tiene la ANSES en su haber. Acciones y capacidad de incorporar funcionarios a los directorios, ni más ni menos.
Cristina Fernández de Kirchner, a pocos días del final de su Gobierno,
tuvo una de esas reacciones que obligan a mostrar las cartas que tiene cada uno en la mano: emitió un decreto de necesidad y urgencia acatando el fallo de la Corte, pero especificando que los fondos que la ANSES dejará de recibir deberán ser cubiertos por el Tesoro. De esta forma, sabremos en definitiva si el fallo era una carga para el próximo gobierno o era en realidad funcional: la fórmula de la movilidad jubilatoria y las asignaciones (que siempre dio por encima de cualquier índice de inflación estatal, privado o cachivache) es lo que está en juego, y tendrá Macri que blanquear sus intenciones modificando el DNU o dejándolo como está.

Hoy nos desayunamos con las tapas que ilustran la nota. Para Clarín, que no consideró como tema de tapa el fallo de la Corte días atrás, Cristina "avanzó sobre un fallo de la Corte" y "extendió a todos los distritos" su alcance. La reacción de Macri, hoy mismo fue:


Ahora bien, según explica la página web del Centro de Información Judicial, dependiente de la Corte, el fallo implica:

La consecuencia de la decisión resulta ser que el Estado Nacional deberá: (1) cesar en forma inmediata de detraer esos fondos bajo apercibimiento de ordenar al presidente del Banco Nación que cumpla con la orden en el plazo de diez días; (2) devolver a las provincias la suma retenida indebidamente desde el 1° de enero de 2006 más los intereses que correspondan. A fin de hacer efectiva esta condena, la Corte Suprema fijó un plazo de 120 días para que las partes acuerden la forma y plazos en que el Estado Nacional reintegrará las sumas debidas a las provincias, con la advertencia de que, en caso de incumplimiento, la determinará el Tribunal en la etapa de ejecución de sentencia.

Cuando Macri dice que la Presidenta no quiere colaborar, ¿a qué se refiere? Si su decisión es ajustar y poner como escudos humanos a los jubilados y a quienes cobran al asignación por hijo, ¿por qué el Gobierno que sale debería ayudarlo?, ¿por qué motivo el Gobierno Nacional debería discriminar a 20 provincias y una Ciudad Autónoma en el reparto de la coparticipación si la Corte declaró inconstitucional el artículo 76 de la ley 26.078, que se aplica a todas las jurisdicciones? En definitiva, el Decreto de Necesidad y Urgencia firmado por CFK garantiza que la ANSES pueda continuar con su nivel de prestaciones. La decisión de devaluar, eliminar retenciones y reducir subsidios son parte de la agenda del Gobierno que viene, que llega con respaldo en las urnas para hacerlo. Las consecuencias sociales y económicas de lo que en definitiva es una brutal transferencia de ingresos hacia los sectores más acomodados de la sociedad, tienen un costo, y es poco razonable pretender que lo pague un Gobierno que durante 12 años se negó a ir en esa dirección.

1 comentario:

  1. Los diarios van hablar mas de CFK que cuando estaba en el poder.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails