"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales" Bertolt Brecht

jueves, 2 de junio de 2011

Inversión en Tercera Edad y publicidad engañosa


Entre los muchos balances que se pueden hacer sobre la gestión de Mauricio Macri en la Ciudad, hemos marcado muchas veces el desprecio de su gobierno por la inversión social y la fuerte impronta publicitaria del mismo, a punto de llegar a recortar partidas de comedores escolares para aumentar el gasto en propaganda o de vetar la ley que la Legislatura aprobó para limitar el abuso de la pauta oficial.
La fuerte cobertura mediática, principalmente por parte del Grupo Clarín y del diario La Nación, sumado a los carteles amarillos por doquier y el uso intensivo de las redes sociales, especialmente el twitter, han completado la conformación de una máquina publicitaria destinada a hacer honor a la frase que se puede leer bajo el título de este blog. Ciudadanos desinformados, obras de alto impacto visual y escasa efectividad (12 buses articulados, avenidas convertidas en doble mano y 100 bicicletas presentados como una revolución en materia de tránsito mientras se dejan de lado las obras del subte a pesar de haberse prometido 40 kilómentros nuevos y endeudar a la Ciudad a altas tasas en dólares) son parte del combo que da la bienvenida en su propia Ciudad a quienes la habitan: los dueños de los negocios, que la han administrado como si fuera la propia empresa nos invitan a repetir la experiencia por los próximos cuatro años.
El aviso del que habla el video que encabeza este post es parte de ello. A pesar de lidiar desde cerca con el PRO, y destinar parte de mi tiempo a tratar de difundir ideas y datos que permitan debatir con fundamento porqué los porteños debemos decir basta a esta reencarnación del menemismo en la Ciudad, me cuesta no asombrarme cuando veo la denuncia que hace Eduardo Epszteyn.
Las reacciones del macrismo fueron las clásicas: no hacerse cargo de nada, que el tema no salga en los "medios independientes" y sigamos repartiendo globos de colores. En medio de eso, decidí analizar la ejecución del presupuesto del área de tercera edad del Gobierno de la Ciudad durante la gestión Macri (el Ministerio de Desarrollo Social, del que depende la Subsecretaría, está precisamente a cargo de la candidata a Vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal). Los resultados poco tienen que ver con el relato guionado de "Pedro":


Varias cosas se pueden decir respecto del contenido de este cuadro: la primera de ellas, hacer notar la fuerte pendiente en la asignación de presupuesto para Construcciones y Maquinaria y Equipo (principales componentes del inciso Bienes de Uso).
También es fácil ver que salvo en el 2010, la ejecución ha sido muy baja. Es así que la ejecución del año 2008 fue de tan sólo el 39,48% ($ 16.777.731 sobre $ 42.501.678).  La correspondiente al año 2009 fue un desastre: 0,02%, con la particularidad de que solamente se ejecutaron $ 7.337 correspondientes a Maquinaria y Equipo (del total, $ 31,505,791 correspondían a construcciones y $ 1,130,655 a Maquinaria y Equipo) y la totalidad del presupuesto sancionado para construcciones fue recortado tiempo antes de finalizar el ejercicio y destinado a otras finalidades.
En el 2010 se alcanza una ejecución muy alta del presupuesto: 88,35% ($ 12.856.047,13 sobre $ 14.551.890) y en lo que va del 2011 la ejecución es de sólo el 4,7% ($ 456.817,26 sobre $ 9.726.227). Ahora bien, si sumamos todo lo ejecutado a lo largo del periodo de gestión de gobierno del PRO, el total alzanza la suma de $ 30.097.932, es decir el 70,81 % del presupuesto sancionado solamente para el año 2008. Incluso es imposible que el macrismo alcance a ejecutar lo que se planteó para ese primer año utilizando la totalidad del dinero disponible para el 2011.
Estas cifras en nada tienen que ver con lo que se intenta publicitar. 
Pero hay más. Tal vez habiendo notado la fuerte caída interanual de la inversión en Tercera Edad, el Poder Ejecutivo envió un proyecto de Ley de Presupuesto que preveía una inversión de $ 43,126,227, pero merced a una reducción generalizada en "obras varias" decidida por el macrismo en la votación de ese mismo presupuesto ($ 883.112.807), la partida se redujo sustancialmente a la cifra arriba indicada. ¿Dónde fue a parar el dinero? Entre varios ítems, a recolección de residuos, arbolado y... publicidad.

Video: Télam.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails