"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales" Bertolt Brecht

jueves, 10 de diciembre de 2009

Veredas, escuelas y hospitales



(clic en la imagen para agrandar)

Dos años de gobierno de Mauricio Macri son toda una invitación a hacer balances. De los muchos que se me ocurren me parece interesante mostrar un cuadro que prácticamente me exime de demasiados análisis.
La gestión del ingeniero ha tenido en materia económica algunos ejes muy notorios: aumento de impuestos, endeudamiento, venta de activos (hace pocos días se vendió al único oferente que participó de la subasta un terreno en Catalinas por $ 95 millones) y déficit. Todos estos recursos deberían sobrarle para cumplir holgadamente con sus promesas.
Ya explicaré con más detalle en una nota próxima por qué se miente cuando se dice que la falta de financiamiento provocada por el Gobierno Nacional fue un obstáculo a la gestión, pero en parte deberíamos dudar del argumento observando el cuadro que encabeza esta nota: podemos ver que en los años 2008 y 2009, a pesar de que los montos votados para infraestructura escolar y hospitalaria por parte de la Legislatura eran individualmente muy superiores a las partidas destinadas a mantenimiento de la vía pública, finalmente se terminó invirtiendo en esto último más del doble que en obras en Salud y Educación (la tendencia en el año en curso da una fuerte impresión de ser irreversible). Lo peor es que para el presupuesto 2010 se envió un proyecto que sincera la decisión: se le otorga más presupuesto al área destinada a arreglar veredas que a Educación y Salud, que ven disminuidos sus presupuestos en forma considerable.
Si sumamos los presupuestos originales para las distintas áreas en el año 2008, encontramos que se preveía invertir $ 765.102.013. Si contamos lo que finalmente se gastó, la cifra alcanza los $ 786.669.378, es decir bastante más.
No hubo un problema de financiamiento ni una falta de recursos. Hubo una clara decisión de priorizar el maquillaje de la Ciudad.

1 comentario:

  1. La primera versión del artículo tenía mal un dato en el cuadro (un porcentaje mayor de ejecución 2009 que el que correspondía, probablemente por algún error que cometí al hacer la cuenta). Por ese motivo lo modifiqué y aproveché para darle un poco más de formato visual. Gracias Daniel por avisarme.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails