"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales" Bertolt Brecht

domingo, 6 de septiembre de 2009

Aspirina, ¿si o no?


Tengo como regla general respetar a quien se tomó unos cuantos años para aprender una profesión o para obtener un título universitario. Trato de no pensar que puedo saber más que el arquitecto que hizo mi casa, el carpintero que hizo la mesa en la que como o el mecánico que arregla mi coche. Sé que pueden equivocarse y hasta estafarme, pero en caso de dudas trato de consultar a otro profesional, no de quedarme con mi opinión (ni tampoco de consultar a tantos profesionales como haga falta para encontrar al que me diga lo que quiero escuchar).
En el caso de los médicos, tengo una tendencia aún mayor a respetar su tarea, a pesar de que debe haber chantas y delincuentes como en cualquier otro gremio. En el caso de la pandemia de Gripe A H1N1, he tratado de seguir los consejos de los profesionales y autoridades públicas sobre la materia.
La fase más ríspida de la psicosis por la Gripe A parece haber pasado. Los medios ya no cuentan la cantidad de muertos (a pesar de que la cifra continúa siendo actualizada por el Ministerio de Salud de la Nación) y la gente se está volviendo a saludar, parece animarse más a viajar en nuestros atiborrados transportes públicos, y hace todas las cosas propias de quien comienza a perder el temor.
En medio de este panorama me llamó la atención ver en estos días (y escuchar por la radio) un spot publicitario de la empresa Bayer (protagonizado por el Dr. Cormillot) en la que se relativiza el riesgo de tomar aspirina ante un cuadro de Gripe A y se afirma que el riesgo queda circunscripto a menores. Intenté, hasta ahora sin éxito, buscar un link a dicha publicidad para ilustrar esta nota.
¿No era que no había que tomar aspirina? Lo cierto es que busqué sin suerte referencia al tema en la página del Ministerio de Salud de la Nación (ni una palabra a favor o en contra), y en las páginas vinculadas como los spots sobre el tema que tiene en youtube.
Donde sí encontré referencias es en la comunicación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Tanto en el video que se puede ver aquí como en esta lista de recomendaciones se insiste en que no se debe tomar aspirina.
¿Qué hacer entonces? Sólo nos queda esperar a que quienes tienen a su cargo las riendas de la política de Salud en la Nación y en la Ciudad se pongan de acuerdo, y que controlen que la publicidad de las corporaciones farmacéuticas no contradiga las recomendaciones que se hacen a la población en temas tan delicados.

1 comentario:

  1. A mí también me llamó la atención esa propaganda. Pero inmediatamente razone que seguro las ventas de Bayaspirina hábrían caído al quinto subsuelo, post Gripe A, y que de alguna forma había que salir a flote para no irse en picada del todo. Al decir que los mayores somos fuertes y que los niños no, al menos van a repuntar un poco con la recaudación y no se van a sentir responsables por la muerte de un niño (si te ponés a pensar da más culpa que se muera un infante indefenso que un grandote que puede decidir por sí solo si autoflagelarse o no)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails