"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales" Bertolt Brecht

martes, 26 de octubre de 2010

Más propaganda y menos escuelas.


Tras la presentación, por parte del Poder Ejecutivo de la Ciudad, de la información correspondiente a la ejecución presupuestaria del segundo trimestre del 2010, publiqué una serie de notas vinculadas específicamente al preocupante estado de la ejecución en materia de infraestructura escolar e hice comparaciones con otras áreas. Estas comparaciones arrojan luz respecto de las prioridades de la administración encabezada por Mauricio Macri, y se me había ocurrido graficar con este ejemplo: "No es un detalle menor que podamos observar en la ejecución de la primera mitad de este año que mientras se lleva gastado el 75,12% del presupuesto en publicidad y propaganda, en infraestructura escolar sólo se ha  invertido el 7,38%."
Los links a las cuatro notas son los siguientes:
Ganadores y perdedores del presupuesto de la Ciudad: Educación
Veredas, escuelas y hospitales III
Comunicación PRO: Twitter y educación
¿4% o 7%?  
La ejecución del tercer trimestre muestra obviamente similitudes con el derrotero exhibido hasta ahora: según se puede observar en la captura de pantalla que encabeza este post, la ejecución al tercer trimestre del 2010 de la Dirección de Infraestructura Escolar del Ministerio de Educación equivale al 15,34% del presupuesto, con un monto de $ 70.615.601,33 sobre un presupuesto vigente de $ 460.100.017. Por su parte, el presupuesto para publicidad y propaganda que depende de Jefatura de Gobierno (jurisdicción 20), tiene una ejecución del 95,85% del presupuesto vigente, ya que se llevan gastados $ 112.394.469,57 sobre $ 117.255.767.
Ya estos datos alcanzan para sacar jugosas conclusiones, pero hay que agregar algunos detalles que agravan el cuadro. El primero de ellos es que el presupuesto "vigente" no necesariamente es el aprobado por la Legislatura, ya que el Poder Ejecutivo cuenta con facultades para modificar partidas. Es así que el presupuesto de publicidad y propaganda que encontramos como vigente supera en alrededor de 21 millones de pesos el presupuesto votado originalmente por la Legislatura, que era de $ 95.900.697. Esto significa que aún con un trimestre por delante, el presupuesto para convencernos a todos de las bondades de la gestión PRO ya está ejecutado de sobra: respecto de ese presupuesto original, la ejecución al cierre del tercer trimestre de 2010 sería de un 117,19%.
Por su parte, el presupuesto vigente en materia de infraestructura escolar dista mucho del que debería ser. Decíamos en ocasión de contrastar algunas cifras del Gobierno de la Ciudad (nota sobre twitter y educación):
Con la aprobación de la Ley 3528, de fecha 5 de agosto de 2010, el presupuesto para infraestructura escolar se incrementó en $ 144.058.000, con lo que sumado al vigente al segundo trimestre, el presupuesto actual de infraestructura escolar es de $ 587.641.202.
Ahora bien, el presupuesto que encontramos vigente al cierre del trimestre (casi dos meses después de sancionada la ley) muestra una disminución de aproximadamente $ 127 millones. Para esto hay dos explicaciones posibles: o bien se usó las facultades para modificar partidas recortando presupuesto a Educación o la autorización pedida a la Legislatura para destinar parte de el endeudamiento que se solicitó para subtes (más detalles en esta nota) a fin de ponerse al día con los problemas de las escuelas no se está utilizando. En este último caso es importante tener en cuenta el monto de aumento autorizado que cité más arriba.
De esta forma, si el nivel de ejecución lo calculáramos respecto del presupuesto votado por el Poder Legislativo, el porcentaje sería un paupérrimo 12,01%.
Como dato adicional cabe consignar que, a pesar de la inflación del último año (los invito a elegir la que quieran) la ejecución del tercer trimestre del 2010 es casi la misma que la del segundo trimestre del 2009. Leyó bien, no me equivoqué al tipear: al 30 de junio del 2009 la Dirección de Infraestructura Escolar del Ministerio de Educación llevaba gastados $ 70.341.837,93 mientras que al 30 de septiembre de 2010 la ejecución es de $ 70.615.601,33.
Semejante involución en la inversión en infraestructura escolar explica porqué a pesar de que el Poder Ejecutivo de la Ciudad tiene autorizaciones de gasto en este rubro que multiplican casi por cinco las destinadas a la propaganda oficial (que dicho sea de paso por algo sigue sin control), Macri lleva gastado este año en publicidad casi el doble que en arreglar escuelas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails