"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales" Bertolt Brecht

miércoles, 30 de junio de 2010

Sugestiva forma de hacer vuvuzela catalán

En esto de hacer experiencia de a poco respecto de escribir un blog me cuestiono algunas cosas. Trato de darle a cada post algún valor, sea porque publico información que no encuentro en otros medios o porque trato de plantear algún punto de vista sobre algún tema.
Sé que no se puede ser siempre original, pero hay ocasiones en las que me parece válido hacer el esfuerzo de ayudar a transmitir un mensaje, o de discutir desde una posición alternativa algún tema. En el fondo, el nombre del blog tiene un poco que ver con eso. No me suelo sentir parte de corrientes mayoritarias de pensamiento, aunque lo desee (y juro que así es, no es que me guste nadar contra la corriente).
Entre las críticas que me hago, suelo plantearme cierta incomodidad respecto de los temas que aquí se publican: a veces me siento un poco monotemático, ya que escribo casi en forma excluyente sobre la gestión de Mauricio Macri. Trato de convencerme de que al fin y al cabo escribo sobre los temas que mejor conozco, y sobre los que puedo aportar algo nuevo, aunque sea un poquito.
En esta necesidad de escribir tiene mucho que ver la sensación de que Mauricio Macri tiene una protección mediática formidable, sobre la que ya me expresé en algunas oportunidades. El centro de esa protección viene siendo ocupado obviamente por el Grupo Clarín, que ostenta una hegemonía incuestionable que ojalá pueda terminar de la mano de la implementación de la ley de medios.
Con todo esto en la cabeza, muchas veces me siento tentado a plantear discusiones sobre lo que sale en el diario o en alguno de los múltiples medios del grupo. Lo hago muchísimo menos que las veces que lo pienso hacer, todo por no convertir a este blog en una especie de caricatura de un loro.
Pero algunas veces es imposible, como cuando leí la nota que ilustra esta página y que salió en la tapa del diario de hoy.
En verdad que se trata de un caso complejo. La Dictadura Militar de los años 1976-1983, nos dejó entre sus muchos y deplorables legados los resultados de una sistemática práctica de sustracción de bebés de madres desaparecidas. La formidable tarea desarrollada hasta hoy por las Abuelas de Plaza de Mayo permitió que ya hayan sido restituidos más de cien nietos. Los hijos de la dueña de Clarín podrían ser hijos de desaparecidos.
Siempre me resultó "sugestivo" que la dueña de Clarín usara todo su poder para evitar que se cotejen muestras de ADN de sus dos hijos, Marcela y Felipe, con las muestras de familiares de desaparecidos que tiene el Banco Nacional de Datos Genéticos. Al fin y al cabo, me resulta incomprensible que tratándose de algo tan particular y personal como el perfil genético alguien prefiera pasar casi una década batallando política y legalmente en vez de someterse a las pruebas necesarias para demostrar que no tiene fundamento alguno la acusación.
Pero todo siguió parado hasta que llegó a intervenir la Corte y una nueva jueza que decidió realizar un procedimiento para extraer muestras de ADN, que incluyó quedarse con la ropa interior de Marcela y Felipe. Muchos pensamos que finalmente iba a tener un desenlace esta causa, pero estábamos equivocados.
Resulta ahora que los perfiles encontrados eran hasta de tres personas diferentes, algo también "sugestivo", pero que permite al diario decir hoy (claro que citando una fuente anónima, que además especula):
Fuentes ligadas al caso deslizaron la sospecha de que la supuesta imposibilidad de realizar el mapa genético de Marcela y Felipe sea en realidad una maniobra dilatoria frente al hecho de que no se habrían hallado coincidencias con el ADN de las familias de desaparecidos a las que podrían corresponder, de acuerdo las fechas de sus nacimientos.
La verdad es que cuesta entender a esta altura que no se pueda terminar de resolver el tema. Mientras los chicos se sigan negando a extraerse sangre, mientras cualquier procedimiento se considere vejatorio por parte del diario (que por ejemplo no parece pensar lo mismo de realizar controles con saliva para hacer cosas  como labrar actas de tránsito), mientras algunos personajes de la oposición le hagan el circo a Ernestina Herrera de Noble sosteniendo exactamente lo opuesto que en otras oportunidades, vamos a seguir sin conocer la verdad.

martes, 29 de junio de 2010

Valores PRO

 Parafraseando a Groucho Marx, "estos son mis valores, si no le gustan, tengo otros..."

Después de haber alcanzado la fama gracias a utilizar sin autorización una canción de Kevin Johansen para un video en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo, y tras una serie de declaraciones de algunos dirigentes del partido que intentaban despegarse de parte o de todo el mensaje trasmitido a través de youtube, parece que a la gente de Valores PRO se le acabaron las ganas de cambiar la política desde adentro.
Una pena. El propio gobierno de Mauricio Macri copia y nadie le dice nada.

jueves, 24 de junio de 2010

Tapar o hacer tapa

En pleno debate sobre la nueva ley de medios el Grupo Clarín sacó una agresiva campaña bajo el lema "La realidad se puede tapar o hacer tapa". La misma mostraba aspectos de la realidad que supuestamente el Gobierno Nacional trataría de ocultar con la nueva ley de medios, y tapas de Clarín que mostraban cómo el diario se hacía eco de esos problemas.
Surgieron algunas respuestas ingeniosas (incluidas algunas muy buenas en el blog de Fede) que recordaban posturas del periódico ante determinados sucesos (la tapa del "La crisis sumó dos nuevas muertes" es ya un clásico de cualquier presentación crítica hacia el diario).
La campaña debió ser dejada de lado. El diario no resiste su propio archivo, por supuesto, y mucha gente ya ha tomado nota de que en la pelea con el Gobierno no está en juego la libertad de prensa sino la posición hegemónica del grupo en cuanto a decidir los contenidos de la información que recibimos los argentinos.
En esa pelea, justamente, no pueden ni deben existir notas favorables al Gobierno (cualquier buena noticia es convertida en mala, ignorada o matizada). Para los que deseamos informarnos, obliga al esfuerzo de tratar de buscar fuentes múltiples para cada cuestión y analizarlas con mucho cuidado, algo que por cierto deberíamos hacer siempre y en lo que paradójicamente la histeria del diario de la vuvuzela nos sirve permanentemente de ayuda memoria.
Otro costado del problema es la actitud del Grupo frente a los dirigentes de la oposición. Sea por no abrirse demasiados frentes de conflicto, por la publicidad que algunos pueden aportar o por otros acuerdos políticos que puedan encontrarse más lejos de nuestro alcance (probablemente por un mix de las tres posibilidades), el Grupo asume una actitud frente a otros dirigentes muy pasiva frente a algunas de las cuestiones que los tienen involucrados, o incluso participa de operaciones políticas a su favor.
Me refiero particularmente a Mauricio Macri. En el caso del escándalo del espionaje por las escuchas telefónicas, Clarín comenzó ignorando por semanas el tema para luego hacerse eco de las excusas del Jefe de Gobierno en forma totalmente acrítica. Esta actuación, que puede dejarse en el plano de mis opiniones o revisar los archivos para ver si tengo razón, fue reforzada recientemente por la aparición en la tapa del diario de declaraciones de un aliado político del Jefe de Gobierno que decía que Oyarbide le había confesado su intención de llevarse puesto al Jefe de Gobierno. Ese elemento fue luego aportado por Macri como prueba para recusar al juez.
La recusación fue rechazada por un fallo de la Cámara Federal que desestima en forma muy clara sus argumentos.
También se acercó al trámite judicial, como evidencia de que el Gobierno estaba detrás del accionar de Oyarbide, otra nota del diario Clarín en la que el periodista Daniel Santoro publicaba una investigación supuestamente suya, que casualmente era publicada en el Diario La Nación del mismo día pero aludiendo como fuente a funcionarios del Gobierno de Macri. En la brillante pesquisa se identificaba a un agente de inteligencia del Estado (algo que roza el delito si la acusación resulta ser falsa) como el que había hecho el llamado a Sergio Burstein en el que se le informaba que estaba siendo espiado por el "Fino" Palacios. 
Poner eso en el foco de atención es como si en el caso Watergate hubiese sido más importante saber quién era "Garganta Profunda" que conocer a quienes estaban detrás del escándalo del espionaje al Partido Demócrata.
Daniel Santoro, por su parte, cuatro días después de la publicación de la "investigación exclusiva" recibió una medalla “en reconocimiento a su labor, trayectoria, honestidad y generosa contribución a la sociedad de su tiempo”, por parte de... Mauricio Macri.
Hoy nos desayunamos con una nueva maniobra legal basada en la "investigación" de Santoro, y por supuesto publicada por Clarín: pedir la nulidad del caso, ya que "todo el proceso sería ilegítimo si se confirma que la llamada que alertó sobre la pinchadura de su teléfono al dirigente de la asociación de familiares de las víctimas del atentado a la AMIA, Sergio Burstein, fue realizada por un agente de la Side. En ese caso, el agente habría violado la ley de inteligencia y, siguiendo el razonamiento de los abogados del jefe de Gobierno, todo el caso se habría construido a partir de un hecho ilegal."
Pero lo más importante es la confesión que se puede leer más abajo: tal y como también dice La Nación en una nota similar, la fuente ya no es la investigación de Santoro, sino que "el espía Hugo Álvarez fue el autor de la llamada anónima a Burstein, tal como dos fuentes macristas adelantaron a principios de mes a Clarín." El contraste es más que interesante, ya que en la nota sobre la "investigación", "una llamada anónima dijo a este diario que se trataba “del gordo Alvarez, un empleado del Gobierno que frecuenta los cafés de alrededor del palacio de Tribunales”. Después de una serie de consultas, dos altas fuentes del sector policial, que pidieron no ser identificadas, afirmaron a este diario que se trataría de “Hugo David Alvarez”.
O sea, se mintió en la nota anterior o las fuentes policiales eran de la Metropolitana y también se dedicaban a hacer inteligencia.
Lo de Chamorro, en tanto, sólo vale cuatro líneas en las que se deja de lado mencionar que le echó la culpa al Fino del espionaje sobre dirigentes opositores y sobre un abogado que había denunciado a Calcaterra Construcciones
En algo tenían razón, la realidad se puede tapar o hacer tapa.

miércoles, 23 de junio de 2010

Crecimiento de la mortalidad infantil en la Ciudad de Buenos Aires


Las noticias generan reacciones de todo tipo: alegría, incredulidad, bronca, tristeza. Enterarse de que en la Ciudad de Buenos Aires ha crecido la mortalidad infantil, según datos estadísticos suministrados por el propio Gobierno sin duda nos debe generar una enorme tristeza.
El informe dice al respecto: 
La mortalidad infantil es considerada uno de los indicadores más sensibles de las condiciones de salud de la población. Por otra parte es ampliamente conocida la asociación entre la mortalidad infantil y las condiciones de vida. De esta manera, la mortalidad infantil se convirtió, entonces, no sólo en indicador de salud, sino también de otros aspectos sociales, ya que reflejan la distribución y disponibilidad de los servicios de saneamiento, salud y educación de la población.
Vengo insistiendo con la asignación de prioridades de la administración encabezada por Mauricio Macri. El resultado es lógico, y particularmente doloroso porque la Ciudad venía mejorando año a año sus índices salvo en el periodo vinculado con la crisis 2001-2002. Además es paradójico teniendo en cuenta el volumen que ha alcanzado el gasto total de la Ciudad.
El crecimiento de la mortalidad infantil fue de un punto respecto del año 2008: 8,3 por mil contra 7,3, y el retroceso es tan grande que hay que ir hasta el año 2004 para observar una cifra apenas mayor: 8,5 por mil.
Decía ayer el Jefe de Gobierno en su twitter: "Mas seguridad trae mayor desarrollo ,mas creatividad y se generan mas oportunidadespara todos . El resultado final menor exclusion !" (sic)

Dejar la exclusión para el final y poner en manos del mercado la resolución del problema es ideológico por donde se lo quiera ver, y aún aunque se reniegue de la existencia de las ideologías. Los resultados están a la vista, y sobre todo si tenemos en cuenta que la zona sur de la Ciudad (más pobre), es la más golpeada:




 

viernes, 18 de junio de 2010

Apostar por una mejor educación


Sin duda los porteños no nos sacamos la lotería con este Jefe de Gobierno. Tras dejar claro que se prefiere apostar por hacer veredas en lugar de escuelas y hospitales y poner más fichas para recolección de residuos, publicidad y otras cuestiones que seguramente son más importantes que la calefacción de las escuelas y las becas escolares, el costado lúdico de Mauricio Macri nos dice a través de su Twitter:  
"Hicimos nueva apuesta para el prox Boca Slorenzo. Equipamiento tecnologico para una escuela."
 La próxima idea seguramente será otorgar salida laboral a nuestros estudiantes como niños cantores o crupiers. En la siguiente imagen, un par de respuestas del alter ego de Michetti:

Tiene razón Gaby: las apuestas son políticas de Estado.

PD: Tecnológico va con acento en todos lados menos en Barrio Parque.

jueves, 10 de junio de 2010

Un nuevo aumento de impuestos en la Ciudad


Finalmente el macrismo logró los votos necesarios para imponer un nuevo aumento de impuestos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El proyecto original fue motivo ya de un artículo de este blog, al que me remito respecto de las consideraciones generales, por lo que me centraré en este caso en lo que finalmente se aprobó, ya que hubo algunas diferencias.
Las diferencias tienen que ver con el acuerdo parlamentario logrado con el Bloque Radical, el Bloque Socialista, el Bloque Peronista y el Bloque Encuentro Progresista. Prefiero dejar de lado cualquier tipo de especulación respecto del acompañamiento al macrismo por parte de estos bloques (algunos de los cuales lo hacen muy habitualmente). Votaron en contra Proyecto Sur, Diálogo por Buenos Aires, Igualdad Social, la Coalición Cívica, el Encuentro Popular por la Victoria, Nuevo Encuentro y el MST.
La propuesta original del PRO pedía una suba generalizada de la alícuota general de ingresos brutos que pasaba del 3% al 3,5%, lo que finalmente se aprobó tiene que ver con segmentar a los contribuyentes alcanzados (aumentando al 4% la alícuota) y con gravar aún más otras actividades. Se sancionó un aumento en otras varias alícuotas, según este detalle:
  • Agentes de bolsa, intermediación financiera, venta de tabaco (art. 59º Ley Tarifaria), pasan de pagar el 4,9% al 6%.
  • Seguros de Retiro, casas de empeño, negociación de órdenes de compra, venta en comisión (art. 60º Ley tarifaria), pasan de pagar el 4,9% al 5,5%.
  • Bancos (art. 59º Ley tarifaria), pasan de pagar el 5% al 6%.
  • Préstamos (exceptuados los bancos art. 61º Ley tarifaria), pasan de pagar el 5,5% al 6,5%.
  • Compraventa de divisas (art. 61º Ley tarifaria), pasan de pagar el 5,5% al 6%.
  • Venta de billetes de lotería, turismo, masajes y baños (art. 62º Ley tarifaria), pasan de pagar el 4,5% al 6%.
  • Una suba de la alícuota general (arts. 55º, 56º y 58º Ley tarifaria), que pasa para los contribuyentes con ingresos brutos anuales superiores a 30 millones de pesos del 3% al 4%. Se exceptúa en este caso la comercialización minorista de artículos de tocador y de limpieza.
  • Se aumenta el monto del régimen simplificado de $ 144.000 a $ 300.000.
Hubo dos ejes de debate en la Legislatura: el primero referido a la necesidad o no de aumentar los impuestos para otorgar aumentos, tema ya desarrollado en el artículo anterior, y los destinatarios de la nueva carga impositiva.
Es evidente que se trata de una discusión difícil. Una redacción que invoca a los grandes contribuyentes da lugar a pensar que se trata de un universo pequeño y de gran capacidad de pago, pero es muy difícil sostener que los formadores de precios no puedan trasladar al menos una parte del impuesto a los consumidores. Más difícil aún es creer que un banco no pueda trasladar la tasa al otorgar un préstamo. Por lo menos, en el caso de este tipo de impuestos, es abundante la opinión respecto de la regresividad del tributo.
Resulta interesante, a tono de la discusión que se plantea, observar que se excluyeron expresamente los ingresos derivados de la comercialización minorista de artículos de tocador y de limpieza, aparentemente porque en estos casos se produciría un traslado a los precios. Juro que no le encuentro el sentido a esta diferenciación, no sé porqué ocurriría en estos casos y no en la venta de remeras, por ejemplo.
Sin duda podremos ver a lo largo del año quién tiene razón respecto de la necesidad de subir los impuestos para cubrir alzas salariales. De todas maneras, el macrismo ha conseguido aire para la caja, incluso es posible que la propuesta de sus aliados le pueda generar algún recurso extra.
Queda pendiente (por decirlo de alguna forma ya que no dar la discusión permite que se siga adelante), debatir en qué forma el gobierno de Mauricio Macri decide quienes ganan y quienes pierden en el reparto de los recursos públicos. Mientras algunos contratistas obtienen redeterminaciones de precios muy por encima de los aumentos de salarios (por ejemplo las empresas de recolección de residuos), se vuelcan más recursos para educación privada en detrimento de la escuela pública y se gastan fortunas en consultorías y publicidad, los salarios de los empleados públicos pierden participación en el gasto y la infraestructura social (educación, salud, vivienda) se deteriora fuertemente de la mano de muchos programas destinados a los sectores de bajos recursos.

martes, 8 de junio de 2010

Prioridades de la administración Macri: Discurso y realidades

En una nota publicada apenas tuve los datos preliminares de la ejecución del presupuesto de la Ciudad en el año 2009 tracé un paralelo en la evolución del gasto en distintos rubros que permitía observar algunas de las prioridades de la gestión Macri respecto del uso de fondos públicos.
La nota, titulada "Ideología en estado puro", mostraba cómo algunos destinos de los fondos públicos habían crecido muy por encima del gasto total de la Ciudad mientras que otros lo habían hecho muy por debajo o incluso habían sido inferiores en términos nominales (ni que hablar en términos reales) a lo que se había heredado como resultado 2007.
En esta ocasión propongo otro enfoque, vinculado con el principal argumento a favor de la suba de impuestos que es la necesidad de hacer frente al pago de salarios de los empleados públicos. Decía en una nota alusiva al aumento de Ingresos Brutos:
"si observamos lo que significa en el gasto total de la Ciudad el inciso 1º (el pago de salarios de docentes, médicos y trabajadores municipales), encontramos que representaba en el año 2007 un 50,98% de las erogaciones, mientras que en el año 2009 encontramos que representó el 49,14%. Esto significa que a valores del año 2009 los trabajadores públicos de la Ciudad perdieron participación en el gasto en una cifra que ronda los $ 300 millones."
Teniendo en cuenta que a valores del Presupuesto 2010 un punto porcentual dentro del gasto equivale a una cifra cercana a los $ 200 millones, puede ser un ejercicio interesante observar la evolución de la participación de algunos gastos en el total como forma alternativa de analizar las prioridades de inversión en la administración PRO.  De hecho, teniendo en cuenta la evolución mostrada en el post anterior la conclusión es más o menos la misma. 
Se puede incluso mostrar algunos ejemplos con series pos crisis 2001-2002 que son bastante elocuentes:


La evolución del gasto educativo total muestra una caída en el año 2008. Los $ 2.761.058.341,84 del año 2007 representaron un 27,84% del total del gasto mientras que los $ 3.578.017.778,90 del 2008 significaron el 26,64 del total erogado. Hay que tener en cuenta que el aumento nominal tiene que ver con el impacto del gasto corriente por las subas acordadas con los docentes, ya que la inversión en infraestructura y equipamiento escolar cayó en términos nominales (ni que hablar en términos reales con una inflación que superó el 20% anual) respecto del año 2007 ($ 126 millones en 2008 contra $ 135 millones en 2007). También el aumento del gasto corriente tiene que ver con las transferencias a Educación Privada cuyo violento crecimiento muestra el cuadro arriba expuesto.
De hecho, si observamos los porcentajes sobre el gasto total que representa la Educación de Gestión Pública (gasto total de educación menos las transferencias a escuelas privadas), la caída del gasto es aún más pronunciada: los $ 2.348.624.360,56 que se invirtieron en 2007 representaron un 23,68% del gasto total mientras que los $ 2.965.591.583,05 pasaron a representar el 22,08 del total. La situación se agravó en el año 2009, ya que la educación de gestión pública cayó a significar sólo el 21,70% del presupuesto, en un marco en el que el gasto educativo total se mantuvo estable respecto del año anterior (26,66% cuando en 2008, como habíamos dicho fue del 26,64%). La diferencia, obviamente, fue que las transferencias a la Educación Privada se hicieron a costa de la Educación de Gestión Pública, y en particular respecto de la inversión en infraestructura, que cerró el ejercicio 2009 con una ejecución del 56,81%.

Por su parte, Vivienda ha sufrido una fuerte caída en su participación en el gasto que comenzó en el 2007 pero se acentuó a nivel de perforar el piso de participación en el gasto que se había producido con la crisis 2001-2002. La actual administración se encargó de que la inversión en Vivienda pasara a representar la mitad del porcentaje heredado (1,47% en 2009, con $ 238 millones, contra 2,91% en 2007, con $ 298 millones):


El panorama respecto del Ministerio de Salud va de la mano de lo ocurrido en la cartera educativa. En este caso, la evolución del gasto muestra los siguientes datos:

2007: $ 2.250.744.195,78 (22,69%)

2008: $ 2.886.695.853,93 (21,49%)

2009: $ 3.581.316.458,25 (22,13%)


La caída es muy pronunciada el primer año aunque hay una recuperación parcial en el segundo. En este caso, la inversión en infraestructura y equipamiento muestra un retroceso marcado que viene del año 2007:

La evolución de la inversión habla por sí sola y ya ha sido objeto (así como el gráfico precedente) de un análisis previo: $ 107.264.213,71 en 2007 (1,08% del gasto total), $ 108.076.253 en 2008 (recordemos en este caso la importancia de medir este mínimo aumento en términos reales porque significa una fuerte baja ya que como porcentaje del gasto total pasó a ser el 0,80 %) y $ 63.794.995,66 en 2009 (0,39% del gasto total).

Se pueden agregar datos respecto de otros rubros en los que habido una caída de la participación en el gasto que también ha significado una disminución en términos reales de la inversión y hasta en términos nominales, como el caso del mantenimiento de la red pluvial. Por supuesto que la nueva matriz de gasto ha tenido sus ganadores. El crecimiento exponencial de la deuda y la acumulación de vencimientos hace que crezca fuertemente en 2010 su incidencia en los pagos que realiza la Ciudad. Asimismo hemos desarrollado el fuerte crecimiento del gasto en mantenimiento de la vía pública.
Claramente las empresas de recolección de residuos han incrementado su jugosa participación en la torta:


Por último, no me quiero olvidar del rubro estrella de la administración de Mauricio Macri: la publicidad oficial ha pasado de representar el 0,53% del gasto en 2007 al 0,74% en 2009, pasando de $ 52 millones a 120 millones. Porque más importante que hacer es decir que se está Haciendo.

jueves, 3 de junio de 2010

Criterios dispares para cobrar impuestos

Dentro del paquete de leyes que la Legislatura se apresta a aprobar cuando el macrismo consiga los 31 votos que necesita para subir los impuestos se encuentra una norma a la que ya hemos hecho referencia hace unos días y que tiene que ver con realizar una gran moratoria de impuestos.
Si bien la moratoria ha recibido algunos retoques en la Comisión que han permitido un cierto nivel de consenso entre los bloques (muchos entienden que ante la situación de caos financiero de la Ciudad, aún en forma injusta, es preferible cobrarle primero a los que deben) para que la ley se apruebe con amplio margen de apoyo. De hecho me sorprende que no se la haya aprobado separadamente de los temas restantes (las modificaciones del presupuesto están ligadas a la aprobación de los proyectos que tienen que ver con la suba de impuestos y si éstos no se aprueban no se puede modificar el cálculo de recursos y gastos). Evidentemente el apoyo de algún sector se encuentra atado a tratar todo junto.
Mientras tanto, el Ministerio de Hacienda espera, pero para matizar la espera no se les ocurrió nada mejor que iniciar juicio masivamente a miles de deudores que entrarían en el universo de la moratoria. Los mandatarios de la Dirección de Rentas, más que agradecidos por el simpático gesto.
No obstante la desesperación por hacerse de fondos, algunos Diputados del PRO presentan iniciativas en el sentido contrario. Esto es, condonaciones de deuda por ABL. Es el caso del Diputado Tamargo, que a través del expediente 2276-D-09 presentó un proyecto de ley para condonar la totalidad de la deuda de ABL del propietario de una vivienda ubicada en la calle Echeverría al tres mil y pico (la foto de la casa ilustra este post).
La práctica de la Comisión de Presupuesto de la Legislatura respecto del tratamiento de condonaciones de deuda es amplia. Normalmente los asesores de la Comisión solicitan una serie de informes que tienen que ver con la situación patrimonial del deudor (sobre todo para saber si tiene otras propiedades a su nombre), su situación de ingresos y cuestiones de carácter social o de salud que tengan que ver con tomar una decisión respecto de cada tema en particular. Habitualmente se solicita al área social del Gobierno, en este caso el Ministerio de Desarrollo Social, un informe ambiental que no es vinculante pero suele influir en la postura final de los Diputados.
En el caso que nos ocupa, el proyecto presentado solicita la condonación "dado su actual situación económica debido a una estafa de la cual fue víctima que lo sumergió en un estado de indefensión tanto en lo material como en lo anímico." Relata además que "en el año 1988, mediante la falsificación de firma y extracción de títulos públicos depositados en la Bolsa de Valores, se le sustrajeron todos sus ingresos y ahorros, con el consiguiente daño psicológico para él y toda su familia." Con el plan Bonex, el corralito y "los que pusieron dólares recibirán dólares", en realidad se trata de todo un país maltratado psicológicamente.
El resto de los fundamentos, muy breves por cierto, menciona un juicio ganado en primera instancia e insiste con la caracterización del daño psicológico.
No es mi intención juzgar a la persona a la que se intenta ayudar con el proyecto. Por eso no menciono mayores datos (a pesar de que son públicos porque el proyecto los contiene) y tomé una foto de la vivienda solamente porque permite tener alguna idea de su valor. Lo que importa es el concepto que contiene la iniciativa del Diputado Tamargo.
Se trata de un caso en el que la vivienda tiene tres plantas y en la que viven cuatro personas, ubicada en Belgrano "R" (una zona muy cara de la Ciudad) y que según los informes que contiene el expediente se compone de "subsuelo con entrada para autos, sala de estar y baño tipo "toilette"; planta baja: compuesta por cocina, living comedor y lavadero; planta alta: compuesta por cuatro dormitorios, dos baños y balcón al frente.
El inmueble está edificado en un terreno de 337 metros cuadrados y la superficie cubierta es de 527 metros cuadrados. Paga de ABL (o en realidad debería porque no lo hace hace rato), $ 632,30 por bimestre y si tenemos en cuenta los valores por metro cuadrado en el barrio y el tipo de edificación, su valor de mercado puede llegar a rondar el millón de dólares. La deuda total al momento de incorporarse el informe de la AGIP al expediente legislativo asciende a $ 61.454,28.
Es decir, con lo que vale la vivienda se puede perfectamente mudar a algo apenas más modesto, ponerse al día con el fisco y tener incluso algunos fondos frescos para no pasar mayores privaciones mientras se espera una resolución favorable en el juicio, pero por algún motivo el criterio del legislador es otro.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails